¿Que es la menopausia?

La menopausia es la etapa en la que la mujer deja de tener su período menstrual. El fin de la menstruación es parte del proceso de envejecimiento reproductivo femenino. Normalmente después de los 45 años, los ovarios dejan de producir óvulos y como consecuencia de esto, su organismo deja de producir las hormonas (el estrógeno y la progesterona), que son los principales actores en la vida sexual y reproductiva femenina. Esa disminución hormonal hace que el período menstrual se vuelva cada vez más infrecuente, hasta que cesa de forma definitiva. Una mujer se considera en la menopausia cuando deja de tener su período menstrual durante 12 meses consecutivos.

Una vez que la mujer llega a la menopausia, padecerá al menos alguno de los siguientes síntomas: sofocos, cambios de humor, insomnio, enrojecimiento de la piel, disminución del deseo sexual, problemas de sequedad vaginal y de la piel, sudoraciones nocturnas, infecciones urinarias y vaginales. Estas son algunos de los síntomas más habituales. Sin embargo, muchas mujeres pueden percibir los síntomas en la perimenopausia (años antes del cese definitivo de la menstruación).

La duración de los síntomas de la menopausia no es el mismo en todas las mujeres y puede comprender desde 6 meses hasta dos años, incluso más. Si la disminución hormonal se da de manera natural, los síntomas suelen ser graduales. Cuando los síntomas de la menopausia son más severos y molestos, se suelen realizar histerectomías (que es el procedimiento que se denomina menopausia quirúrgica),

Entre los distintos efectos que tiene la menopausia sobre el organismo de la mujer, podemos destacar la osteoporosis, el aumento de los niveles de colesterol en sangre y las enfermedades cardiovasculares. En algunos casos, las mujeres con menopausia son más proclives a desarrollar cáncer de mama o de útero.

Generalmente, para contrarrestar los síntomas de la menopausia, se indican los tratamientos de reemplazo hormonal. El consumo de las hormonas debe siempre consultarse con un médico ya que en algunos casos el consumo de hormonas puede producir efectos secundarios que pueden ser muy adversos.