Dieta y alimentación en la menopausia

Una mujer que está pasando por la menopausia puede conseguir muchos beneficios si sigue una alimentación balanceada, ya sea para combatir los síntomas de la menopausia como para perder los kilos de más que le aparecen y que le resultarán difíciles de eliminar.

Durante la menopausia y como consecuencia de la disminución de los estrógenos, la mujer pierde de forma acompasada la masa ósea. Por ello, durante la menopausia es especialmente importante evitar el sobrepeso, ya que el exceso de peso afecta directamente a las articulaciones y la estructura ósea se ve sobrecargada. Si sumamos a esto el hecho que durante la menopausia la mujer pierde masa ósea, se puede ver fácilmente que los huesos sufren más de este sobrepeso de lo que sufrían antes de la menopausia. Por este motivo, el control de la alimentación y seguir una dieta adecuada es especialmente importante durante esta etapa de la vida.

Es habitual que una mujer que tenga un exceso de peso reduzca bruscamente la cantidad de alimentos que ingiere con el objetivo de perder kilos. Pero durante la menopausia, esto no dará resultados positivos porque el organismo se programa para funcionar con pocas calorías y reducirá el gasto calórico en lugar de recurrir a las reservas de grasa. Si en otra etapa de la vida la mujer adelgazaba con relativa facilidad comiendo frutas y acostándose sin cenar, en esta etapa estos hábitos no serán suficientes para adelgazar. Si el organismo no toma suficiente alimento, retendrá lo poco que ingerirá como mecanismo de defensa.

Durante la menopausia se recomienda especialmente evitar sobre todo los azúcares llamados de absorción rápida (fructosa, lactosa, sacarosa), la sal en exceso y las grasas.

Para evitar los kilos de más durante la menopausia, una mujer debe:

  • Consumir una dieta variada, con abundantes hortalizas (sobre todo las de hoja verde) y frutas. En este caso se recomienda disminuir el consumo de las carnes rojas y optar por otras opciones como el pescado y los mariscos. Estos alimentos combaten la caída del cabello, el colesterol, los efectos de los sofocos, la sequedad de la piel y los problemas circulatorios. Se recomienda ingerir alimentos ricos en fitoestrógenos como la soja, el lino, y las almendras. Estos alimentos ayudan a equilibrar de manera natural los estrógenos que ha perdido el organismo
  • Consumir lácteos. Estos alimentos son ricos en calcio y son de gran ayuda para poner un freno a la disminución acompasada de masa ósea y prevenir la osteoporosis.
  • Tomar abundante cantidad de líquido. Los jugos de frutas y el agua mineral ayudan a eliminar toxinas y enfrían el organismo contrarrestando la temperatura de los calores repentinos. Están contraindicadas las bebidas estimulantes, como el café y el alcohol.
  • Complementar la dieta con ejercicio físico frecuente. La actividad física controlada es la mejor opción para protegerse de las enfermedades cardiovasculares, mantener los huesos fuertes y evitar la obesidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR