Síntomas en la menopausia

Cuando llega la menopausia, el ciclo menstrual de la mujer termina definitivamente y la disminución en la producción de hormonas hace que su cuerpo reaccione. Estas reacciones del organismo se manifiestan como síntomas que suelen ser molestos y en algunos casos dolorosos. El grado de intensidad, la frecuencia y la duración de los síntomas es diferente en cada mujer. Los síntomas que detallamos a continuación son propios de la menopausia, aunque algunas mujeres pueden notarlos en su cuerpo antes de que cese definitivamente su ciclo menstrual (la perimenopausia).

Estos síntomas son los siguientes:

  • Períodos menstruales irregulares, hasta que se produce el cese definitivo de los mismos.
  • Sensaciones de calor repentinas, conocidos comúnmente como “sofocos” en el cuello, el pecho y sobre todo en la cara.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Sudoración nocturna y trastornos del sueño. Estos problemas al dormir pueden provocar un estado de nerviosismo o tensión en la mujer que puede sentirse cansada durante el día.
  • Cambios en la vagina. Estos cambios pueden manifestarse como sequedad en la vagina y los tejidos del cuello del útero se sensibilizan, lo que produce cierto dolor o molestias en las relaciones sexuales.
  • Disminución de la fertilidad.
  • Estados de ánimo variables. Durante la menopausia, se alternan períodos de felicidad con periodos de angustia.
  • Aumento de la grasa abdominal. El peso que se adquiere, sobre todo en la zona del abdomen es más difícil de eliminar.
  • Debilidad en el pelo. Posible caída y rotura del cabello.
  • Pérdida de calcio en la estructura ósea. Esta insuficiencia puede provocar fracturas en los huesos (osteoporosis) y una reducción de estatura.

Muchas mujeres tienen algunos de estos síntomas que desaparecen sin la necesidad de que tengan que recurrir a ningún tratamiento, o tienen síntomas que se pueden atenuar con una dieta saludable y con ejercicios físicos. Otras mujeres, ya sea porque los síntomas se han manifestado de forma severa o por indicación médica, podrán someterse a diferentes tratamientos para aliviar los síntomas y prevenir la pérdida de calcio en los huesos. En el caso que el doctor indique algún tratamiento de reemplazo hormonal, deberás tener en cuenta que habitualmente se recomienda tomar la menor cantidad de hormonas posibles además de hacerlo por un período de tiempo corto. Los especialistas sugieren no utilizar hormonas de manera continuada por un período superior a los 6 meses.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR